Columnas Directores

10 | 03 | 2018
Columnas Directores

Nueva Constitución, una visión gremial.

Santiago, 23 de Julio de 2021

Para la elaboración de una nueva Constitución Política del Estado, se debe considerar que el motor de las empresas no es solo el capital financiero, un paquete de normas y ordenamiento. Lo es también el bienestar de sus dueños y colaboradores. Trabajadores felices, familias felices. 

En el momento histórico que está viviendo nuestro país, los panaderos estaremos siempre al lado de una Constitución que garantice la paz, relaciones de trabajo dignas y de entendimiento entre empleadores, colaboradores, proveedores, clientes y organismos públicos. Estaremos dispuestos a apoyar leyes que generen equilibrios justos, que permitan un desarrollo de crecimiento integral para toda la familia mipyme, incluida la industria panadera, empresa esencial de alimentación con más de 100 años de historia, donde personas de distintas etnias hemos aprendido a trabajar en un propósito común, como lo es el pan de cada día.

Hemos participado junto al Gobierno en programas de salud pública como fue la reducción de sodio. Como panaderos nuestro corazón palpita, nuestros hornos se encienden en los momentos de catástrofes y de emergencia para ir en ayuda de los sectores más desvalidos de nuestra comunidad.

Hay que decirle a los miembros de la Convención Constitucional que detrás de cada agricultor, de cada molino, de cada panadería, de cada almacén de barrio, existimos personas. Hay un historial de emprendimiento, de distintos tamaños, pero con un común denominador: dar empleo y contribuir al desarrollo del país. Cada chileno sumado a nuestros amigos extranjeros, comemos más de 80 kilos de pan al año y es imposible el pensar fabricar ese pan de cada día, un producto artesano, sin mano de obra calificada, sin insumos. El progreso de toda industria, incluida la nuestra, requiere de subsidios y un rol de regulación del Estado pro formalidad y emprendimiento“.

Andrés Esteban González
Vicepresidente CHILEPAN


Innovar: El Gran Desafío de la Panadería y la Pastelería del Siglo XXI 

Santiago, 15 de Mayo de 2018



El término innovación se refiere a aquel cambio que introduce alguna novedad o varias. Cuando alguien innova no sólo aplica nuevas ideas, productos, conceptos, servicios y prácticas a una determinada actividad o negocio, sino también busca el sostenido incremento de la productividad del mismo.

¿Pero cómo hacerlo?...Llevo 30 años en esto y a ello se le suma que soy PYME, ¡innovar se torna a veces casi imposible!. Todos lo argumentos que he escuchado sobre lo que nos limita y, sobre lo que nosotros mismos nos limitamos, por temor o desconocimiento son “el pan de cada día”…

Aun así, sigo sosteniendo que para mantener una industria panadera y pastelera, debemos innovar, debemos deshacernos de los paradigmas que nos limitan, que nos impiden progresar y actualizarnos.

Para eso son los gremios organizados, nosotros lo somos, por tanto, conocemos nuestra industria y la queremos. Hay mucho por hacer y poco tiempo para realizarlo.

Ante todo, lo único permanente es el cambio, es la necesidad de adaptación a un mercado mucho más exigente, con estándares mucho más elevados.

Un mercado que demanda nuevos productos y servicios, pero manteniendo la receta tradicional, donde la buena calidad es un modelo seguro y eficaz para el consumidor.

Si en algún momento fue el volumen, el reparto, en desmedro del mostrador, hoy es agregar valor, tal vez repartir menos, atraer a nuestros clientes a nuestros mostradores, ¿cómo?, innovando obviamente.

Debemos dar un paso hacia adelante sobre todo en desarrollar una cultura innovadora constante, que forme parte de nuestro quehacer diario. Pero sobre todo, que forme parte de todos nuestros colaboradores, quienes no sólo deben tener el espacio y la oportunidad de dar su aporte, sino de transformaremos en una industria de avanzada.

Por todo esto, como gremio, estamos empeñados en aportar para diferenciarnos, como por ejemplo: pan mucho mas saludable (bajo aporte en sodio), potenciar el uso de filtros en los hornos, (adecuados a las exigencias medioambientales) y una pastelería focalizada a diferente consumidores. 

En fin, ¿Cuál es el común denominador de lo anterior?...¡innovación!

Innovación en sustitutos, innovación en filtros, innovación en materias primas y en todo lo que implican los cambios al interior de nuestras panaderías y pastelerías, en nuestros colaboradores y sobre todo en nosotros mismos.

Como presidente de CHILEPAN A.G. tengo la más profunda convicción que la innovación nos permitirá competir no sólo con las grandes plantas sino también con los pequeños productores subsidiados, y así también los informales.

Marcelo Alonso Heredia
Presidente CHILEPAN


Bakery Nacional y Rol Gremial Actual

Santiago, 10 de Marzo de 2018






En Chile, las Asociaciones Gremiales (AG) son numerosas y están presentes en todos los ámbitos de la actividad económica nacional. Cada una de ellas aparte del rol de representatividad que ostentan, desarrollan una batería de “servicios” de distinta naturaleza y forma. No obstante, aparte de representar y establecer un vínculo entre los pares, con empresas de otro rubro y por supuesto con las autoridades; es vital que exista una preocupación por desempeñar un rol activo de apoyo tecnológico para las bases. 

Profundizar cada vez más los servicios que se entregan a los asociados, en este caso servicios tecnológicos o técnicos, es no descuidar lo gremial; es apuntar hacia las mejoras que demandan las empresas: en lo técnico, en las buenas prácticas, en la capacitación, en la asociatividad para fortalecer lo comercial, en la certificación de procesos y en el recurso humano, entre otros.

Así, este enfoque significa poner atención en las principales debilidades de los negocios que forman parte del rubro de la panadería y pastelería tradicional, para de esta manera poder diseñar servicios con beneficios reales y actividades que les permitan avanzar en su desarrollo y mejorar de forma importante su gestión. Creemos que los mayores “dolores” de las pymes asociadas al sector del Bakery nacional tienen que ver con las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), procesos y productos, con lo laboral, prevención de riesgos y seguridad ocupacional, con la falta de innovación.

Si bien el rol del gremio debe ser acompañar al socio frente a alguna problemática y representar sus intereses frente a su entorno; hoy es importante poder adelantarse y ser proactivos; así el concepto de la prevención debe estar muy presente en la gestión, tanto para potenciar el rol de apoyo tecnológico de la Unidad Técnica, anticipándose a temas sensibles que se podrían enfrentar y no actuando solamente de forma correctiva; como también para para concentrarse en una mirada ligada al concepto de servicios de apoyo técnico innovadores y que aporten valor; y en donde también juegue un papel relevante la capacitación de trabajadores y empresarios, la generación de estándares y la generación de información sectorial. 


La asociatividad gremial no es para acordar precios, ni para sortear multas, ni para resolver problemas comerciales de entre privados, ni para juntarse solo a conversar cada semana; una asociatividad gremial moderna y que realmente aporte está llamada a acompañar en la construcción de soluciones, en articular redes de representatividad con la autoridad, en apoyar con servicios tecnológicos, en identificar expertos que apoyen a los asociados con necesidades específicas, en generar estudios sectoriales, entre otros; y por que no, en generar proyectos diferentes como asociarse para comprar en conjunto, como lo hacen muchas organizaciones de pequeños empresarios en el mundo, obteniendo mejores condiciones y precios para sus participantes.

Pedro Jofré Meza
Director CHILEPAN

Artículos Destacados